Comparte
Ver el tema anteriorIr abajoVer el tema siguiente
avatar
loremar
0 / 1000 / 100


Cantidad de envíos : 52
Edad : 45
Tú firma Personal :
Barra de Respeto :
0 / 1000 / 100

Reputación : 0
Fecha de inscripción : 08/04/2008

default Re: conversaciones part2

el 23/9/2008, 4:34 pm
Un mexicano fue a visitar a su compadre a Japón:
- "¡Compadrito! ¿Cómo le va?"
- "Bien, compadre, ¿y a usted?"
- "Muy bien, compadre, oiga qué secretaria tan buenota tiene".
- "Pues ahí como la ve es una robot."
- "¿Una robot, pues cómo está eso?"
- "Mire, le aprieta un seno y toma dictado, le aprieta el otro y escribe a máquina; y eso no es todo, hace el amor mejor que cualquier mujer."
- "No me diga..."
- "Si es una maravilla, si quiere se la presto."
El hombre se mete a la oficina de su compadre, y de repente se escuchan unos gritos desesperados.
- "Aaaay, aaaaay,aaaaay..."
Entra el compadre y le dice:
- "Perdóneme compadrito, se me olvidó decirle que por atrás es sacapuntas."


Esto son tres curas, uno inglés, uno francés, y otro catalán que están discutiendo la manera de repartir las limosnas:
INGLÉS: Nosotros tenemos un método que nos va muy bien, trazamos un círculo en el suelo, tiramos las monedas al aire, las que caen dentro, se las ofrecemos a Dios, y las otras para la parroquia.
FRANCÉS: ¡Ah!, el nuestro, es mejor, trazamos una línea recta en el suelo y tiramos las monedas, las que caen a la derecha se las ofrecemos a Dios, y las otras, para la parroquia.
CATALÁN: El nuestro el mejor, tiramos las monedas al aire, ¡LAS QUE COGE DIOS PARA ÉL! ­¡Y LAS OTRAS PARA LA PARROQUIA!.





Un viejo estaba sentado en un banco en un centro comercial
Un joven se acercó y se sentó también en el banco
Tenía el pelo revuelto y de diferentes colores (verde, rojo, naranja, azul y amarillo).
El viejo se le quedó mirando fíjamente, por lo que el joven le dijo.
- "¿Qué pasa, abuelo, nunca hiciste nada salvaje en tu vida?
El viejo respondió:
- "Una vez me emborraché y practiqué el sexo con un loro, por lo que estaba pensando si tu serías mi hijo".





Doctor, me pasa una cosa muy extraña. Tengo unas ventosidades impresionantes, pero son absolutamente inodoras.
- ¿Cómo dice?
- Pues que me tiro unos pedos que hacen un gran ruido, pero no huelen nada.
- A ver, tírese uno.
Efectivamente, el ruido es estruendoso. Los cristales de la consulta vibran.
- Es muy grave. Hay que operar inmediatamente.
- ¿Del trasero?
- No, de la nariz.


Jesucristo estaba realizando uno de sus habituales paseos por el cielo, cuando de repente se cruza con un hombre de largas barbas, vestido con una túnica, con un rostro venerable. Y Jesús, mirándolo con una mezcla de emoción y sorpresa, le dice:
- Perdone, buen hombre. Yo a usted le conozco de algo... Usted en la otra vida...
- Yo hace muchos años que ya no estoy en la otra vida. En la tierra era carpintero y tuve un hijo que se hizo muy famoso en toda la humanidad.
Al oír estas palabras, Jesús abraza al venerable anciano y grita:
- ¡Padre!
A lo que el viejo replica:
- ¡Pinocho!


Yacía un hombre malherido en plena calzada, cuando un transeúnte lo descubre. Se acerca a él y contempla, horrorizado, que tiene un puñal clavado en la espalda.
- ¿Le duele mucho, caballero?
- Sólo cuando me río.




- Joder, hay que ver como es esta juventud, mire a ése, ¿podría usted decirme si es un tío o una tía?
- Pues es una chica.
- ¿Y usted como lo sabe?
- Porque es mi hija.
- Uy, ¡perdón! ¡No sabía que usted fuese su padre!
- Soy su madre.




El jefe regaña al empleado recién contratado que ha llegado tarde el primer día de trabajo:
- López, debería haber estado usted aquí a las nueve.
- ¿Por qué? ¿Qué pasó, me he perdido algo divertido?



Una pareja de viejitos seguían la intervención de un famoso telepredicador:
- ¡Queridos hermanos y hermanas! Ahora concentraos y poned una mano sobre la pantalla del televisor unida a la mía y la otra mano en aquella parte de vuestro cuerpo enferma y rezad conmigo. ¡Por su sanación! ¡Yeahhh!
La vieja pone una mano en la pantalla y la otra en el corazón. El viejo pone una mano sobre la pantalla y la otra en sus partes. Y dice la vieja:
- ¿Qué no has oído bien? Va a sanar nuestras partes enfermas, no a resucitar a los muertos...


Dos amigos hablando:
- Yo tengo un loro que dice "papá y mamá".
- Y yo una lata que dice "melocotón en almíbar".
Ver el tema anteriorVolver arribaVer el tema siguiente
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.